Autor: psicologiadelconsumo

Blog personal d'Albert Vinyals i Ros. Professor de psicologia del consum a ESCODI/UB i de psicologia social i creativitat a la UAB. Psicocreatiu en temps lliures dedicant-me a l'estratègia en xarxes socials, el disseny gràfic i la música. Aquí parlaré sobre reatial, el consumidor, creativitat... i altres temes que ens ajudaran a entendre la societat de consum, amb un llenguatge proper i planer, però que pels amants de les informacions web retallades i diseccionades, els obligaré a llegir durant més d'un minut. La de la foto és la meva iaia Pilar, una persona molt entranyable i diferent. Albert.

Comprando en 2029

Sábado 3 de marzo de 2029.

7.45 h. Suena mi despertador cafetera, que en lugar de avivarme con el horrible “pipipipipipi”, me despierta el “chup chup” del café recién hecho. Sin salir de la cama, repaso las noticias, totalmente personalizadas según mi forma de pensar. Al rato, la pantalla me avisa que tengo una vídeo-llamada en grupo. Son unos amigos con los que hacemos deporte los sábados. Deciden ir a correr por la montaña a las 12 h.

8.45 h. Le digo a mi asistente de vozque quiero un cortavientos ligero para ir a correr, ya que me he cansado del último que me compré. Como estoy incrementando masa muscular, debo haber cambiado de medidas, así que con una app escaneo mi cuerpo para conocer mi talla exacta. Le encargo al asistente una chaqueta con placas solares para poder cargar mi teléfono. Le pido a la app que me llegue en menos de 2 horas, ya que tendré que salir de casa a las 11 h.

9.15 h. Aprovecho para hacer la compra online de alimentación en una cooperativa de consumo ecológico que comulga con mis valores. Como que saben qué productos suelo comprar, repito mi última compra y en 1 minuto la tengo hecha. Por cuestiones de conciencia ambiental, envían todos los pedidos a un sitio céntrico el mismo día. Recogeré la compra en un bar del barrio, así aprovecho para tomar algo con los de la cooperativa y quizá comprar algo más.

9.30 h. Busco cómo llegar al sitio dónde iremos a correr. Encuentro absurdo tener coche propio, por esto uso una app para localizar coches de vecinos que los compartan. Consigo uno cerca de casa, disponible esta mañana. La pantalla dice que hace sol, así que programo mi impresora 3D para que me saque una visera y me proteja al correr.
10 h. Salgo un momento de casa y compro un vino para tomar después de correr con los amigos. Siempre voy a una antigua bodega, que es como las tiendas de antes. Rezuma vida por sus paredes. Me encanta, porque es como un viaje en el tiempo y el comerciante siempre sabe aconsejarme.

Retrofuturismo como veían el año 2000

Visión del año 2000, desde el 1900. La abuela de la roomba

10.45 h. Ya me he probado el cortavientos, me sienta como un guante y la visera ha quedado genial. Al pasar por la cocina, la nevera me avisa de que falta leche y veo que no tengo pastillas del lavavajillas. Le pido a la nevera que encargue una caja y le doy a un botón integrado en el lavavajillas para comprar las pastillas.

10.55 h. Con mi reloj inteligente me hago un chequeo médico inmediato, para controlar que esté todo en orden y que no me de un patatús al correr. Todo correcto, ¡Salgo a correr!

En este relato he querido visualizar cómo se comprará de aquí a 10 años. Desgranaré las principales tendencias que marcarán el futuro del retail, extraídas del texto:

 

  • Comodidad y rapidez .

Todo apunta a un mundo más tecnológico, en el que el binomio comodidad-rapidez serán factores clave para que triunfen los negocios. El cliente, cada vez más perezoso, quiere que se lo pongamos fácil. No quiere complicarse la vida, ni perder ni un minuto de su sobre-estimulada agenda.

  • Tan experienciales, que pierde sentido la posesión.

Tal como sucede con el sector del automóvil, en el cual crece el renting, la tendencia en auge es cambiar la posesión, por cubrir deseos inmediatos. Queremos que nuestros objetos sean lo más nuevos posibles, creciendo la obsolescencia percibida. Poseer un producto hasta desgastarlo, tendrá cada vez menos sentido. La prueba es que hasta Ikea se plantea realizar renting.

año 2000 visto desde el pasado

El 2000 visto desde 1900. Problemas de tráfico.

  • Big data real

En el ejemplo explicado, se aprecian distintas formas de ver cómo podrá aplicarse el big data. Cruzando datos, las marcas podrán saber qué quieres consumir, antes de que lo hayas deseado. Las empresas tecnológicas centran muchos de sus esfuerzos en el desarrollo más eficiente de inteligencia artificial para gestionar datos, ya que poseer información es la clave del éxito en nuestra sociedad. Las empresas líderes no son las que fabrican más, sino las que manejan mejor la información. Sino, ¿por qué razón Facebook compraría una app que no genera beneficios como Whatsapp por 13.800 millones de dólares?

  • Personalización en un mundo homogéneo

El futuro de los consumidores, se asemeja al presente de los adolescentes: desde fuera nos parece que todos visten igual, pero en cambio su mayor temor es formar parte del “rebaño”. Vamos hacia un mundo contradictorio, que mezcla la uniformización de gustos y costumbres a escala global, con la personalización de productos, con el máximo exponente en las impresoras 3D.

  • Más activismo en el consumo

Ante este mundo de consumo inmediato y desaforado, cada vez más personas apostarán por traducir sus tendencias ideológicas, en actos de consumo. Con el consumo podemos defender nuestro cuerpo, valores y territorio para generar cambios a escala global.

  • ¿Y la tienda física?

Pese a que el e-commerce crece cada año, es impensable que desaparezcan las tiendas físicas, más aún cuando los grandes del comercio electrónico empiezan a abrir tiendas físicas. Una calle sin comercio, es una calle sin vida.

Vivimos en una sociedad envejecida y con cada vez más hogares unipersonales (actualmente representan el 25%), pero seguimos siendo seres sociales que necesitan de contacto humano. Para muchas personas la única sonrisa que reciben al final del día puede ser una tienda física, por lo que a la venta asistida le queda un largo recorrido. Esto incluso lo confirman estudios que han visto correlaciones entre zonas con mercados de verduras, dónde se dan numerosas interacciones humanas, con la mejora de la salud mental.

Neo Tokio akira 2019

Neo-Tokio, año 2019. Visión de Tokio desde 1988 en el anime de Akira (Katsuhiro Otomo).

Lo que cambiará, será el tipo de tiendas que sobrevivirán: una combinación de multinacionales, cada vez más tecnológicas y experienciales, conviviendo con comercios de proximidad, cada vez más profesionalizados, que apuesten por la experiencia emocional y la especialización. En contraposición, también tendremos más tiendas de conveniencia, con muy poca profesionalización, incluso descuidadas, pero que ofrecerán proximidad y flexibilidad de horarios. Este mundo, puede recordarnos al de futuros distópicos como los de Blade Runner, Akira o Alita, una mezcla de híper-tecnología, con bonitas tiendas que conviven con otras cutres y grises.

En realidad, cada vez es más difícil predecir el futuro, ya que viene marcado por los cambios  tecnológicos y éstos avanzan exponencialmente, de forma disruptiva,por lo que es muy complejo proyectarlos a 10 años. ¿Alguien se imaginaba en 2009 que principalmente nos comunicaríamos usando emoticonos y notas de voz? El futuro siempre lo vemos desde el presente y éste avanza tan rápido, que todo lo escrito hasta ahora, describe cómo compramos en 2019, y no en 2029.

akira end scene 2019

Neo-Tokio, año 2019. Visión de Tokio desde 1988, en la escena final de Akira (Kastuhiro Otomo).

 

 

El rock murió en el escaparate del Zara.

ROCK DEADEl rock and roll ha muerto en la última década y no ha sido con la pérdida de Bowie, Lou Reed, Lemmy o Chuck Berry. Ni siquiera murió años atrás con Mercury, Scott, Darrell, Bonham, Lennon, Dio, Cornell, Zappa,  Vicious, Hoon, Moon, Buckley, Staley, Holly o Elvis. Esta lista, que podríamos ampliar hasta cubrir todo el artículo, como mucho nos constata el envejecimiento de un estilo y que sorprendentemente Iggy Pop, Ozzy, Frusciante y Keith Richards, siguen vivos.

El rock ha muerto cuando ha perdido todo su simbolismo y se ha convertido en un complemento estético, estampado en las camiseta del H&M o el Pull&Bear.

willy Barcenas heavy misfits

Barcenas y los Misfits, tanta relación como su padre y la transparencia bancaria.

El trauma causado por Metallica a sus fans, cortándose el pelo, no es nada comparado con el que puede suponer ver en un directo al cantante de Taburete, Willy Bárcenas (el hijo del que tenía que ser fuerte), con una camiseta de los Misfits.

El punk no murió ni con la sobredosis de Sid Vicious con solo 21 añitos, ni con la pérdida de gran parte de los Ramones, Cicatriz o Eskorbuto. Quedó sepultado en las pasarelas de moda, cuando empezaron a pasearse chupas de cuero, tachuelas, mientras los futbolistas se tatuaban todo el cuerpo y se hacían crestas.

Desproveer a un objeto de su simbolismo es dejarlo en nada. Sobretodo, cuando el objeto permanece presente, pero reducido a una imagen vacua, junto a otras camisetas con símbolos de la cultura pop, como el logo de Fanta, la Nasa, o el de alguna universidad norteamericana. Un simple homenaje a “cosas antiguas” y populares.

pull and bear ramones

Cementerio de cultura popular en un Pull and Bear

El impacto de la muerte de Kurt Cobain en mi adolescencia, es mínimo comparado con lo que supone ver a jóvenes vestidas con camisetas de míticas portadas del heavy metal, porqué ahora es muy trendy y combinan bien con un estilo más casual.

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio y esto es lo que le sucede al Rock, que acaba siendo ignorado, o convertido en un símbolo inofensivo, como lo es el revival de Queen o escuchar clásicos del Hard Rock acompañando vaporosos anuncios de perfumes.

ACDC fashion

Highway to cool en Zara Kids

Que en 10 meses, entre el setiembre de 1970 y julio de 1971, muriesen 3 de las personas más carismáticas y creativas del rock: Hendrix, Joplin y Morrison, poco afectó a la supervivencia del estilo, si lo comparamos con lo que suponen los jerséis del Zara Kids, con nombres de grupos, bordados con perlitas de plástico.

El rock vive en el corazón de mucha gente que lo sigue y lo seguirá disfrutando, pero como símbolo de rebeldía, pereció en las estanterías de las tiendas de fast fashion, porqué el rock and roll es actitud y las modas uniformizadas y clonificadas, poco entienden de esto.

famosos camiseta heavy

Kardashian, Justin Bieber, J Balvin, o Kendall Jenner, los nuevos hijos del metal.

 

 

 

La libertad ya no va sobre ruedas

Artículo publicado en El Periódico el 17-12-18. El texto me recordó mucho al primer cd “oficial” que sacamos con mi grupo Head Injury en 1999. El mítico  “4-L” dedicado íntegramente a mi primer coche. Cuando la libertad aún iba sobre ruedas. 

Si queréis escuchar el álbum completo (a mi me sigue encantando), aquí tenéis el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=RSDRTPEDkG0

4L RENAULT 4

Yo, en el que acabó siendo mi primer coche, unos años antes

 

Hasta hace pocos años, el principal objeto de deseo de los jóvenes era el coche. Pensar en la mayoría de edad llevaba implícito el carnet de conducir y si algún amigo ya lo tenía, se convertía en el ansiado chófer del grupo. El vehículo propio era mucho más que un medio para desplazarse, se convertía en un signo de estatus, pero sobre todo, en sinónimo de libertad, tal como proclamaba la publicidad. Un coche permitía elegir el propio destino. Era un apéndice de la identidad que ayudaba a socializarse, pero sobre todo, se convertía en el primer espacio de privacidad de los jóvenes, a pesar de las dificultades ergonómicas que presentaban modelos como el mítico Simca 1000 de la canción.

Si nos centramos en el ámbito urbano, todo esto ha cambiado. Según la DGT, en solo una década, más del 40% de los jóvenes de entre 18 y 25 años han dejado de sacarse el carnet de conducir y la razón va más allá de los factores económicos, la precarización laboral, o las mejoras en el transporte público.

portada copy

Portada del “4L” de Head Injury (1999).

Cambio de valores de los nativos digitales

Podría parecer que la concienciación proambiental ha llevado a muchas personas a elegir formas de movilidad más sostenibles, pero desgraciadamente este no es el principal motivo. Cuando el CIS se pregunta por las tres principales preocupaciones de los españoles, los problemas medioambientales no superan el 0,5%. Si como consumidores estuviéramos más concienciados, también evitaríamos el ‘fast-fashion’, o hábitos como las compras ‘on line’ a domicilio, que implican unos excesivos desplazamientos.

Al analizar los valores de los nativos digitales, entenderemos porque no quieren coches. En la Generación X nos movía el anhelo de libertad y la buscábamos mediante la rebeldía y la evasión. Por lo tanto, el automóvil era el instrumento perfecto para huir. Las nuevas generaciones pueden tener esa sensación de evasión desde la palma de la mano. La socialización nos guste o no, es cada vez más virtual. Es más, cuando se analizan los principales valores de los jóvenes, suelen destacar la familia, la amistad, la salud y el trabajo, los que rompen con el estereotipo que teníamos del joven rebelde.

img_20160221_125158

Mi “4L” y sus bollos antes de hacerlo cutre-tunning

También ha cambiado la forma de adquisición del vehículo. Crece el uso, en detrimento de la compra, con alternativas como el ‘renting’, el ‘carsharing’ o el ‘carpooling’. Estas opciones triunfan porque hemos pasado de vivir en una sociedad de consumo, donde se buscaba el estatus a partir de la acumulación de objetos, a una sociedad más volátil, donde se promueve el deseo más hedonista e inmediato, basado en la vivencia de experiencias y en la posesión a muy corto plazo, ya sea porque se alquila o porque los objetos cada vez nos duran menos tiempo.

renault 4 latas

Mi “4L” en su proceso tuning

Por ello, no es de extrañar que ante las trabas para tener coche y este cambio de valores, cada vez tenga menos sentido hipotecarse para tener un objeto que durará unos 10 años, cuando en ese tiempo puedes ir cambiando la forma de movilidad según las necesidades y los deseos del momento. Así, la libertad para muchos jóvenes ya no va sobre ruedas, sino que se basa en tener menos ataduras y más experiencias, aunque sean virtuales.

renault 4l 4 latas choque crash

El fin del mi 4L

 

Las adidas de Son Goku

Comparto el artículo aparecido en La Vanguardia el pasado 18-11-18

Tengo un grupo de Whatsapp de discusión política. Es una escisión de un grupo de amigos de la universidad que cansados de peleas ideológicas mientras hablábamos de otros temas, creamos un subgrupo donde discutir de política, sin filtros ni censuras. Esto por si solo daría para artículo, pero quiero hablar de un echo que hoy ha sucedido en este grupo y que me da para analizar mi generación y las posteriores.

Estábamos analizando una disputa que ha habido hoy en una comisión parlamentaria y yo he dicho que parecía una lucha entre Freezer y Vegeta (de Dragon Ball), a lo que un participante del grupo ha apuntado que sí y ha añadido que ha salido una colección de Adidas de Dragon Ball. Ha enviado una foto y hemos acabando opinado sobre si preferíamos el modelo de Goku, el de Freezer, o el de Vegeta. Estas conversaciones son habituales en nuestra generación, pero serían impensables años atrás, sobretodo si apuntamos que la media de edad de los miembros de este grupo se acerca a los 40 años.

adidas dragon ball adulteen

Somos los hijos (o nietos) de la cultura pop, criados con cómics, héroes de plástico, videojuegos y horas de televisión infantil en nuestras retinas. Somos de las primeras generaciones que vivieron plenamente la adolescencia, un concepto aparecido en los años cincuenta, pero perfeccionado y expandido con los años. Muchos de estos jóvenes nacidos a partir de los ochenta, no empezaron a trabajar hasta pasados los 18 años y solo en trabajos esporádicos de veranos o de fin de semana, ya que cada vez se alargaba más el periodo de estudio, con la consecuente dependencia económica con los padres. Actualmente, el 37% de jóvenes de entre 25 y 35 años tiene título universitario.  Somos la generación que ha tenido más tiempo libre y sobretodo los que cada vez han vivido su tiempo rodeados de jóvenes, a diferencia de las anteriores generaciones, en que los adolescentes vivían en un entorno adulto, debido a sus obligaciones laborales. Desde el marketing, se nos considera adultescentes o adulteens: personas en edad adulta, con estilo de vida adolescente.

"Adultescentes" jugando a Rol en vivo

“Adultescentes” jugando a Rol en vivo

Las personas nacidas a partir de los años 1980 son una generación que vive en un presente continuo, ya que tienen un futuro cada vez más incierto, volátil y cambiante y que el pasado caducan inmediatamente, obligándonos a actualizarnos continuamente. El único patrimonio común que se mantiene estable es nuestra infancia y adolescencia y esto lo sabe la sociedad de consumo. Por esto es tan habitual encontrar revivals, secuelas y readaptaciones de los productos culturales de nuestra infancia. Miro la cartelera de cine y de las 15 primeras películas que aparecen, unos años atrás 6 serían consideradas para público infantil y 4 son cine de acción para un público adolescente. Lo más curioso es que la que ha recibido más buenas críticases “Los increíbles 2”, que 30 años atrás sería impensable dirigirla a adultos.  ¿Os imagináis a Humphrey Bogart con 40 años, disfrutando de Shrek, a Fernando Fernán Gómez de joven con unas Adidas de Son Goku o a Clark Gable desayunando con su taza (perdón, Mug) de Star Wars?

humphrey bogart

Humphrey Bogart en edad de ser adulteen, sin ser nada adulteen.

En la era de la seducción generalizada, el principal objetivo de la sociedad de consumo es expandirse y volverse más deseable. Por esto se ha infantilizado al consumidor, que ahora vive en una adolescencia continua, donde muchas veces suple la precariedad laboral, o la incertidumbre vital, con productos hedonistas que le hagan disfrutar y evadirse. Las marcas tienen clara una cosa: ganar lo máximo posible. Por esto, siempre preferirán a un adolescente de 40 años, a uno de 18.

4 Mites i 4 realitats sobre el Black Friday

El Black Friday és una realitat amb tanta força que possiblement en poc temps ningú se’n preguntarà el seu origen, tal com hem fet amb tantes tradicions nostrades, que als inicis segur que també sorprenien i inclús, generaven rebuig. O creieu que tota la vida hem fet “calçotades” a tota Catalunya, o hem fet regals pel “Dia del pare”?

Al ser una data tan rellevant, cal aclarir algunes realitats i sobretot, algunes fal·làcies.

4 realitats:

  1. Triomfa perquè activa l’instint de supervivència cerebral.

El seu èxit rau en el fet que pel consumidor no hi ha cap raó per no seguir-lo: si es fa bé, és una campanya amb data concreta de finalització, per tant, activa l’instint de supervivència amb un missatge molt clar: si no t’espaviles a cercar ara aquestes ofertes, demà ja  no hi seran. Les parts més primitives del nostre cervell es mouen amb missatges senzills que impliquin una acció immediata.

black friday fight gif

  1. Triomfa perquè ja no volem pagar de més.

El preu és un dels principals motors de la compra, però sobretot és la principal causa de satisfacció, o insatisfacció. Sentir que he pagat menys per un producte que podria trobar més car, ens fa sentir vencedors i ens fa comprar, quan sense la rebaixa, potser ni ens hauríem plantejat la compra. La nostra ment percep que davant d’un producte rebaixat, té menys a perdre.

Un dels principals aprenentatges dels consumidors arran de la crisi és que ja no estan disposats a pagar  més per un producte que podem trobar més barat i això ja no té relació amb el poder adquisitiu del comprador, sinó que és un aprenentatge totalment instaurat.

polarización del consumo

Polarització del consum després de la crisis, quan es dispara el posicionament en el preu més baix, pero també en els productes amb valor afegit.

  1. Triomfa perquè és nou.

Aquesta acció comercial encara ens sorprèn per ser nova.  A l’altre bàndol trobem les rebaixes tradicionals, que any rere any, perden poder d’atracció pels consumidors, tal com veiem en l’enquesta ESCO sobre la salut del comerç, que realitzem des d’ESCODI al gener i al juny. El principal causant és la desestacionalització de les rebaixes, però també ha afectat l’auge del low costi de l’e-commerce, que fan que puguem trobar preus rebaixats durant tot l’any.

black friday gif crowd

  1. Triomfa perquè és abans de Nadal.

Aquesta és la principal raó del seu èxit i el principal problema pels comerciants. Som el país europeu amb una major despesa en compres nadalenques, per tant, al Nadal ja compràvem. No ens calien unes rebaixes. Ara, al tenir ofertes, evidentment, avancem aquestes compres. Per molts comerciants les vendes al Nadal suposen fins al 20% dels seus beneficis anuals, per tant, estan perdent part del marge.

 

Mites

  1. El Black Fridayés el dia de més vendes al món?

Un reconegut banc afirma que al nostre país el Black Friday  ja és el dia amb major despesa de tot l’any. Aquesta data s’ha imposat com a cap altre país d’Europa. Tot i això, analitzant  xifres globals, veurem que el “singles day” d’Alibaba a la Xina, es converteix en el dia de més vendes online i offlinedel món, triplicant les vendes conjuntes del Black Friday d’Europa i els Estats Units.

aliexpress gif

  1. Tots els descomptes són reals?

Doncs no sempre. S’han fet molt populars els casos de grans empreses que apujaven els preus abans del Black Friday, per després poder-los rebaixar.

 

  1. Així, totes rebaixes són mentida?

No, el més habitual és que els productes siguin realment rebaixats. El que sí que és veritat és que si el comerciant té una mica de vista, mai rebaixarà el producte que per si sol ja es vendria. Solen ser descomptes en productes seleccionats o perquè no es venen prou, o perquè hi ha estoc sobrant, o perquè serveixen com a reclam per atraure als clients.

media mrkt estafa

Suposades tàctiques enganyoses d’algunes multinacionals.

  1. El Black Friday és beneficiós pel comerciant

Tal com hem dit, les vendes de Nadal estan pràcticament assegurades, per tant, fer unes rebaixes just abans d’aquestes és molt mala idea. Aquesta acció té sentit als Estats Units, quan les famílies vénen de fer una important despesa pel sopar d’acció de gràcies, però aquí no té sentit.

Tal com hem comprovat en l’ESCO fet aquest juny, al 52% dels comerciants els han baixat les vendes aquest any i no és degut a un factor únic. Hi ha un canvi de model de consum que implica valorar més les experiències i quan parlem de comerç físic, el valor afegit que pugui aportar la botiga és clau, ja que si el comerç es comporta com un magatzem on adquirir productes, ja els podem trobar al canal online.

 

  • Així, què han de fer amb el Black Friday els venedors i els consumidors?

Pel comerciant que es plantegi rebaixar abans de Nadal és important pensar què hi guanya i què hi perd.El consumidor s’està acostumant a comprar sempre rebaixat a companyies que estan disposades a perdre diners ara, per guanyar-los en el futur, tal com veiem en conegudes plataformes online que triguen anys per generar dividends (com poden ser Spotify, o Amazon fins al 2015). Això és insostenible pel compte d’explotació de qualsevol comerciant mitjà. A més, el consumidor s’adapta a aquests descomptes permanents i si no s’augmenten, acaben perdent l’efecte en la ment del consumidor. Si tot i això s’opta per sumar-s’hi, que sigui una acció contundent de rebaixa, sincera i molt acotada en el temps. Que no passi de Black friday, a la Black week.

Respecte als consumidors el més important és que es compri amb tot el coneixement possible, per tant, sent conscients del que hi ha al darrere de cada compra. Pensar per què un producte està rebaixat, pensar per què un preu és tan baix (ja que el low costsol implicar menor qualitat i mà d’obra molt barata) i sobretot, pensar si realment el necessitem, o simplement ens atreu pel baix cost.

 

 

Sé tan veloz y mordaz como un meme

Abro la galería de imágenes de Whatsapp y aparece una foto de De Gea, el portero de la selección española, con la palabra GIF. Le clicas y es una imagen fija. Tan inmóvil como De Gea en sus primeras actuaciones del Mundial. Un meme muy sutil y con muy mala leche. Tiro un año atrás y durante una semana aparecen decenas de memes sobre el autobús de “Hazte oír”: el de “Que no te engañen, los niños tienen pene…”, pero con frases como: “Que no te engañen: Cruzcampo no es cerveza.” Memes albert vinyals

Entro en una web i toda la publicidad que aparece es sobre descuentos por el Mundial de fútbol. Descuentos a secas, sin un motivo aparente y sin fecha de principio, ni final. Incluso la excusa del fútbol la veo en productos que tienen muy poca relación con la práctica deportiva, o con su visualización como espectador. Lo mismo sucede cuando voy a comercios y veo sus campañas de precios: o hablan de rebajas “porque sí”, o se suman al “black friday”, o a un evento de moda como “el Mundial”, tal como hace TODA su competencia.

En este artículo quiero hablar del por qué al hacer una campaña promocional, tenemos que aprender más de los chistes que recibimos en Whatsapp y flexibilizar el calendario de marketing que siguen todas las empresas. Hacer rebajas cuando toca está muy bien, ya que el consumidor ya las espera, pero comunicarlo cómo hace toda tu competencia, te diferencia muy poco y el cliente huye de la homogeneización.

 

4 claves que debemos aprender de los memes:

  1. Sé veloz: el éxito de los memes está en su celeridad. Si analizamos programas de éxito como Operación Triunfo, Joc de cartes (TV3) o Eurovisión, veremos que han sabido entender bien cómo funcionan las redes sociales y generan memes durante la misma emisión. El éxito radica en su inmediatez y su fracaso está vamos fuera de tiempo. Los memes que he repasado al inicio del texto, ahora mismo, ya han perdido su sentido. Memes albert vinyals joc de cartes

    Lo primero que debemos considerar al realizar una campaña de marketing es estar en el sitio adecuado, en el momento adecuado. Y no es solo saber cuando empezar, también es esencial saber cuando debemos terminar. Por experiencia en gestión de redes sociales, las campañas con tiempo limitado tienen mucho más éxito que las que se alargan en el tiempo. Si le das tiempo al receptor, este tiende a posponer la acción y por consiguiente, a olvidarnos. Lo ideal son campañas cortas, que activen el sistema de supervivencia del espectador, obligándole a realizar acciones inmediatamente.

  2. Sé flexible: al tener que jugar con el factor tiempo, debemos ser flexibles y tener cintura para cambiar de estrategia según las circunstancias. Ya lo decía Manuel Castells en su célebre “la sociedad de la información”: las empresas y Estados con más poder en el s. XXI, son las más flexibles e innovadoras. Aunque tengamos una ferretería de barrio, debemos tener una mirada suficientemente ancha para darnos cuenta de qué sucede a nuestro alrededor y sumarnos a ello, si esto puede hacer que lleguemos más y mejor a nuestros clientes.
  3. Sé único: aunque abundan memes repetitivos, sexistas, ofensivos… también suelen triunfa los que llegan primero y sobretodo, los que se diferencian. El problema de muchas acciones de marketing es su incapacidad para diferenciarse de la competencia, volviéndose estériles para el consumidor. Somos consumidores de improbabilidades, por lo que repetir la misma “shopping night” cada año, el 20% de descuento porqué es el Mundial de Futbol o la “semana del black friday” puede tener muy poco impacto; sobretodo si queremos atraer a nuevos clientes.
  4. Sé mordaz: la gracia de muchos memes está en lo afilados que estén, en su mala leche. Con las acciones de marketing, es recomendable no ofender a ningún colectivo, pero es más importante no dejar frío a nadie. Nuestro humor privado es mucho más ácido que el que vemos en la mayoría de campañas de marketing.

 

Los anunciantes suelen ser muy precavidos. No se atreven a sumarse a causas tan aceptadas como el respeto al colectivo LGTBI, denunciar el racismo, o mostrarse feministas. No suelen arriesgarse a tratar temas de actualidad, aunque sea con una sonrisa. Los resultados nos muestran que cuando alguien, con cierta sensibilidad, es ipaa ipa balta baltà
mordaz, único, flexible y gestiona bien el tiempo, llega al público y su mensaje se expande por las redes. Teniendo en cuenta estos principios, podemos crear campañas tan impactantes como el famoso cartel navideño de Netflix, anunciando la serie Narcos, con un simple “oh, blanca navidad”, o las simpáticas campañas de una panadería del barrio de Sants (El forn Baltà) que aprovechando el World Mobile Congress, decoraron su escaparate con un iPad hecho de pan, con un cartel que anunciaba “i-Pa de Baltà store”.

 

EL PLAER DE L’ESPERA.

Aquesta setmana he redescobert el plaer de descobrir coses que ni esperaves, com el moment màgic en què revelaves fotografies.

Dimecres vaig conèixer al director de l’ESCAC (l’escola del cinema), que ens explicava que en estudiar cinema, els dos primers anys han de treballar amb “La Russa“, una vetusta càmera totalment manual, amb només 3 minuts d’enregistrament i que s’ha de portar a revelar a Romania. Així aprenen a pensar, abans de rodar.

La màgia ha arribat avui quan ma mare m’ha enviat el que li han passat a CD d’una cinta que va quedar-se dintre d’una càmera de vídeo que va espatllar-se el 2002. Entre altres perles, aquest fragment d’un concert que vaig fer amb el combo de jazz de la UAB, que no tindria més història si no fos per redescobrir-lo, sense saber que ni s’havia enregistrat 16 anys enrere.

Una part del que vaig trobar:

Què ens porta al consum conscient?

Article aparegut a la revista Opcions el 21-6-2018.

Què fa que unes persones facin el pas cap al consum sostenibilista? I sobretot, què fa que es mantinguin aquests patrons? La psicologia del consumidor al analitzar el per què fem les coses, ens dóna algunes respostes. Aquesta és una pregunta que suposo que la majoria de lectores d’Opcions s’han preguntat i que a mi, com a docent de psicologia del consumidor, feia anys que em rondava pel cap. D’aquí va partir la meva tesi doctoral, que ara em disposo a convertir les 400 pàgines de text, en un full.consumo consciente

L’origen del treball va sorgir mentre formava part de La Tòfona, una cooperativa de consum agroecològic de la vila de Gràcia. Hi participàvem persones molt diverses, de totes les edats i gèneres, amb diferent nivell adquisitiu i acadèmic, però que compartíem un compromís pro-ambientalista en els actes de consum (com a mínim, l’alimentari). Això va fer que em preguntés “per què unes persones són més conscients de les conseqüències dels seus actes de consum, que d’altres?”

La investigació va iniciar-se contrastant més de cent fonts secundàries (estudis i textos sobre el tema), seguit de deu entrevistes a persones expertes ens diferents pols que pivoten sobre el consum conscient, tals com l’economia, la investigació, el comportament del consumidor, el comerç, o la divulgació. Se’ls va triar per les publicacions i la seva incidència en l’esfera pública. Després, per contrastar un primer model explicatiu, vaig fer 6 focus groups (grups de discussió) de persones amb perfils de consum ben diferents: uns formats per membres de cooperatives de consum, molt compromeses a nivell de sostenibilitat; contrastats amb persones menys compromeses, que inclús algunes rebutjaven la tendència.

Les conclusions més rellevants i diferenciades, en relació a anteriors investigacions, tenen a veure amb l’anàlisi dels factors que fan que els comportaments pro-ambientals es mantinguin en el temps. La majoria d’estudis se centren a analitzar comportaments

perfil consumidor responsable

Perfils de consumidors segons el grau de sostenibilitats i intencionalitat en la conducta

pro-ambientals puntuals, que, tot i ser un bon principi, no impliquen un canvi d’hàbits. En aquest sentit, els factors principals són la importància de tenir informació i la preocupació per la salut. Però aquests ja els trobem en persones que no tenen comportaments sostenibilistes. Inclús persones que mai han consumit productes ecològics, poden manifestar que es preocupen pel tema, o tenir una actitud favorable a aquests productes. El medi-ambient és un tema cada cop més popular, tot i que  encara no representi una preocupació real per a la majoria de la ciutadania, tal com s’aprecia al CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), on només el 0,4% dels espanyols perceben els problemes medio-ambientals entre les tres primeres preocupacions.

Les aportacions més rellevants, sorgeixen a l’analitzar què fa mantenir el seu consum als grups de membres de cooperatives de consum:

  • El principal tret diferencial que explica el manteniment del comportament pro-ambiental són els valors dels consumidors. Quan van estudiar-se els 10 principals valors dels grups de consumidors, les persones que solien realitzar consum pro-ambiental, els situàvem a l’eix ètic-social, per tant, valors que tenien a veure amb els altres, tals com l’altruisme, cura del medi-ambient, la justícia, la integritat o el respecte. En canvi, en la resta de la població, predominava l’eix econòmic-pragmàtic, amb valors com l’ordre, la seguretat, o el treball.
  • Un altra aportació rellevant i no contemplada en les investigacions clàssiques, és la importància de viure el consum conscient des del positivisme, gaudint del canvi i sense culpabilitzar-se, ni culpabilitzar als altres, ni sentint-se malament pel que no s’aconsegueix. Aquestes emocions positives són una de les claus per al seu manteniment. S’ha de viure de forma positiva i gaudir-ne.
  • Finalment, cal destacar que tal com han indicat anteriors investigacions i articles (Porro, 2008), viure-ho en grup ens reforça i empodera, fent que els canvis passin de ser puntuals, a convertir-se en un nou estil de vida.

    Model Albert Vinyals

    Model dels 6 factors que porten al consum conscient (Vinyals, A., 2016)

Dr. Albert Vinyals i Ros. Professor de psicologia del consum a ESCODI-UB i a la UAB.

 

Mas futvol por fabor

És lògic vendre cotxes amb l’excusa del mundial de futbol?

Adjunto un enllaç de la meva participació al Via lliure de RAC1

Captura de pantalla 2018-06-11 a las 13.03.02.png

, juntament amb l’expert en marketing esportiu Cinto Ajram, parlant  sobre com els consumidors viuen el mundial de futbol i com les marques l’utilitzen com a excusa per a vendre qualsevol tipus de producte.

 

Podcast: diumenge 10/6/2018 a les 12 h. https://www.rac1.cat/a-la-carta/via-lliure

Camiseta nueva. (Fragmento de mi futuro libro)

Comparto un fragmento/boceto de mi futuro libro, que cada vez está más hilvanado. De momento, se llama “El consumidor tarado”. No es un libro de cuentos, pero cuelgo uno de los únicos cuentos que se encuentran en él… Poco a poco, desvelaré más fragmentos…

Camiseta nueva.

El Señor Común está orgulloso de la nueva camiseta que se ha comprado, sobretodo cuando al llegar a casa, se la ha puesto y su pareja le ha preguntado si era nueva, añadiendo que le queda bien. Claro que le queda bien, es de su marca favorita, tal como atesora el pequeño logotipo bordado en su pecho.

El Señor Común está convencido que la ropa de esa marca está muy bien confeccionada, ya que es más cara que la media y sabe que quien bien viste, debe tener una camiseta de dicha marca. Por eso, cuando la vio rebajada en una tienda, comprobó que el logotipo también estuviese en la etiqueta interior, para atesorar que no fuera falsa y la compró de inmediato, pese a que le costó seis veces más que la ropa que suele vestir.

El Señor Común se ha vuelto a poner la camiseta nueva para lucirla en su trabajo. Mira el logotipo reflejado en el cristal del metro con orgullo; luce muy bien, tanto, que hasta parece más grande que cuando lo compró. Al entrar en la oficina saluda con más entusiasmo de lo habitual a cada persona que se va cruzando. Alguno se lo devuelve con cara de sorprendido, otros disimulan mirando el móvil y la mayoría se lo devuelven con un leve levantamiento de cabeza, sin contacto ocular. Al sentarse en su despacho y saludar al Señor Breve, cambia de táctica y le pregunta como está y si su camiseta es nueva. Este le responde extrañado que no, que siempre la lleva y le pregunta porqué, a lo que el Señor Común contesta que por nada, que le queda bien, mientras mira de reojo su propio pecho, a ver si se percata de la novedad, pero el Señor Breve no dice nada, mientras piensa que el Señor Común necesita vacaciones urgentemente.

Captura de pantalla 2018-05-05 a las 12.49.06.pngEl Señor Común empieza a trabajar, pensando que a la hora del desayuno, seguro que alguien se fijará en la camiseta. Al encender el ordenador la ve reflejada. No entiende como nadie se ha percatado, si el logotipo se ve desde lejos. Tanto que tiene que remirarlo dos veces para corroborar que el logotipo ha crecido. Calculando con la mano, mide casi medio palmo. Queda desconcertado.

El Señor Común intenta obviar lo obvio, su logotipo crece, cada vez más deprisa. Lleva veinte minutos frente al ordenador y no consigue concentrarse porque cada vez que se mira, tiene más logotipo y menos camiseta. Se levanta nervioso, dirección al espejo del baño y queda estupefacto. Su camiseta está dominada por completo por el logotipo. En ese momento entra el Señor Otro, con quien tiene poca relación. El Señor Común le saluda y le pregunta si ve que le crece algo en la camiseta. El Señor Otro le pide que le repita la pregunta, ya que no entiende nada. Al repetírsela, El Señor Otro emite una risa nerviosa, que corta con un “sí, sí” acelerado, mientras vigila si alguien les está observando. Sale del baño sin haber ido al lavab, como tenía previsto.

El Señor Común vuelve a su silla y hace como que trabaja, mientras busca la mirada cómplice de sus compañeros, que no levantan la cabeza de las pantallas. Mientras, siente como el logotipo ha superado el umbral de la camiseta, para empezar a expandirse por el pantalón, bajando rápidamente hasta los zapatos y llegando a los calcetines. No sabe qué hacer, si pedir ayuda, si huir, llamar a su pareja, a su familia, o hablar con el Señor Jefe para que le deje marcharse. Pero claro, ¿cómo se lo explica al Señor Jefe?. Intenta agarrar el móvil, pero siente una fuerte presión en sus brazos que se lo impide. Se le tensa la piel, se contrae.

El Señor Breve tiene un problema con el Excel, a lo que recurrirá al Señor Común, que domina bastante el programa. Levanta la mirada por encima de la pantalla del ordenador, pero no le ve en su silla. Hace poco le había visto levantarse nervioso y no paraba de moverse. Le desconcentraba. Supone que estará en el baño. Sigue trabando. No aparece. Desayuna.

El Señor Breve vuelve del desayuno. Otra vez el problema del Excel. Vuelve a buscar al Señor Común, que no ha aparecido ni para desayunar. Se acerca a su mesa, ya que ve que se ha dejado el móvil encima, cosa poco habitual. Mira y no ve nada extraño. El ordenador encendido con un ridículo salvapantallas en movimiento, un bolígrafo, una libreta y una camiseta con un logotipo de una cocida marca, encima de la silla.