Inclasificable

Mas futvol por fabor

És lògic vendre cotxes amb l’excusa del mundial de futbol?

Adjunto un enllaç de la meva participació al Via lliure de RAC1

Captura de pantalla 2018-06-11 a las 13.03.02.png

, juntament amb l’expert en marketing esportiu Cinto Ajram, parlant  sobre com els consumidors viuen el mundial de futbol i com les marques l’utilitzen com a excusa per a vendre qualsevol tipus de producte.

 

Podcast: diumenge 10/6/2018 a les 12 h. https://www.rac1.cat/a-la-carta/via-lliure

Anuncios

Camiseta nueva. (Fragmento de mi futuro libro)

Comparto un fragmento/boceto de mi futuro libro, que cada vez está más hilvanado. De momento, se llama “El consumidor tarado”. No es un libro de cuentos, pero cuelgo uno de los únicos cuentos que se encuentran en él… Poco a poco, desvelaré más fragmentos…

Camiseta nueva.

El Señor Común está orgulloso de la nueva camiseta que se ha comprado, sobretodo cuando al llegar a casa, se la ha puesto y su pareja le ha preguntado si era nueva, añadiendo que le queda bien. Claro que le queda bien, es de su marca favorita, tal como atesora el pequeño logotipo bordado en su pecho.

El Señor Común está convencido que la ropa de esa marca está muy bien confeccionada, ya que es más cara que la media y sabe que quien bien viste, debe tener una camiseta de dicha marca. Por eso, cuando la vio rebajada en una tienda, comprobó que el logotipo también estuviese en la etiqueta interior, para atesorar que no fuera falsa y la compró de inmediato, pese a que le costó seis veces más que la ropa que suele vestir.

El Señor Común se ha vuelto a poner la camiseta nueva para lucirla en su trabajo. Mira el logotipo reflejado en el cristal del metro con orgullo; luce muy bien, tanto, que hasta parece más grande que cuando lo compró. Al entrar en la oficina saluda con más entusiasmo de lo habitual a cada persona que se va cruzando. Alguno se lo devuelve con cara de sorprendido, otros disimulan mirando el móvil y la mayoría se lo devuelven con un leve levantamiento de cabeza, sin contacto ocular. Al sentarse en su despacho y saludar al Señor Breve, cambia de táctica y le pregunta como está y si su camiseta es nueva. Este le responde extrañado que no, que siempre la lleva y le pregunta porqué, a lo que el Señor Común contesta que por nada, que le queda bien, mientras mira de reojo su propio pecho, a ver si se percata de la novedad, pero el Señor Breve no dice nada, mientras piensa que el Señor Común necesita vacaciones urgentemente.

Captura de pantalla 2018-05-05 a las 12.49.06.pngEl Señor Común empieza a trabajar, pensando que a la hora del desayuno, seguro que alguien se fijará en la camiseta. Al encender el ordenador la ve reflejada. No entiende como nadie se ha percatado, si el logotipo se ve desde lejos. Tanto que tiene que remirarlo dos veces para corroborar que el logotipo ha crecido. Calculando con la mano, mide casi medio palmo. Queda desconcertado.

El Señor Común intenta obviar lo obvio, su logotipo crece, cada vez más deprisa. Lleva veinte minutos frente al ordenador y no consigue concentrarse porque cada vez que se mira, tiene más logotipo y menos camiseta. Se levanta nervioso, dirección al espejo del baño y queda estupefacto. Su camiseta está dominada por completo por el logotipo. En ese momento entra el Señor Otro, con quien tiene poca relación. El Señor Común le saluda y le pregunta si ve que le crece algo en la camiseta. El Señor Otro le pide que le repita la pregunta, ya que no entiende nada. Al repetírsela, El Señor Otro emite una risa nerviosa, que corta con un “sí, sí” acelerado, mientras vigila si alguien les está observando. Sale del baño sin haber ido al lavab, como tenía previsto.

El Señor Común vuelve a su silla y hace como que trabaja, mientras busca la mirada cómplice de sus compañeros, que no levantan la cabeza de las pantallas. Mientras, siente como el logotipo ha superado el umbral de la camiseta, para empezar a expandirse por el pantalón, bajando rápidamente hasta los zapatos y llegando a los calcetines. No sabe qué hacer, si pedir ayuda, si huir, llamar a su pareja, a su familia, o hablar con el Señor Jefe para que le deje marcharse. Pero claro, ¿cómo se lo explica al Señor Jefe?. Intenta agarrar el móvil, pero siente una fuerte presión en sus brazos que se lo impide. Se le tensa la piel, se contrae.

El Señor Breve tiene un problema con el Excel, a lo que recurrirá al Señor Común, que domina bastante el programa. Levanta la mirada por encima de la pantalla del ordenador, pero no le ve en su silla. Hace poco le había visto levantarse nervioso y no paraba de moverse. Le desconcentraba. Supone que estará en el baño. Sigue trabando. No aparece. Desayuna.

El Señor Breve vuelve del desayuno. Otra vez el problema del Excel. Vuelve a buscar al Señor Común, que no ha aparecido ni para desayunar. Se acerca a su mesa, ya que ve que se ha dejado el móvil encima, cosa poco habitual. Mira y no ve nada extraño. El ordenador encendido con un ridículo salvapantallas en movimiento, un bolígrafo, una libreta y una camiseta con un logotipo de una cocida marca, encima de la silla.

 

 

Per què no ens revoltem amb les pujades anuals dels subministres?

Per a respondre-ho us penjo una mini-Entrevista feta al Regió7 per Gemma Camps.

D

Uniformidad social y adolescencia

Definición de moda + uniformidad social + adolescencia.

La foto también podría llamarse pantalón de pitillo, frío en los tobillos y adidas Superstar, pero sería demasiado explícita

Fotografiado en el Saló de l’Ensenyament.

adidas superstar moda swag

 

Herois anònims en risc d’extinció. (Pròleg del llibre sobre el meu oncle Fèlix Ros)

Vivim rodejats d’herois anònims, en risc d’extinció.

Aquesta, aparentment, descabellada reflexió, segur que la compartireu un cop llegiu el relat sobre el meu Oncle Fèlix. Però també si teniu la sort de tenir viu algun avi, pare, mare, parent, veí… que visqué entre 1936 i finals dels anys 1940 i patís una guerra civil, una postguerra i potser com en Fèlix, la segona guerra mundial, un camp de concentració del que es va escapar i 2 serveis militars obligatoris. Ell o ella, també podrien considerar-se herois en risc d’extinció.

I per què dic herois, si en la majoria de casos són simplement víctimes silencioses i silenciades?. Doncs serien herois, si ho veiem com el jovent solem veure avui en dia les guerres: a partir de la visió de films Nord-Americans, on intrèpids ciutadans lluiten per sobreviure i salvar als seus, i això és el que aquesta generació va viure; amb més por que valentia, però això ja s’encarregaria d’accentuar-ho el director de la pel·lícula. En realitat, els qui no n’hem viscut cap, podem imaginar que una guerra és una gran merda i si a sobre estàs del bàndol dels vençuts, com va ser el cas de la meva família, és una grandíssima merda que has de carregar en silenci i sense que es noti gaire.  Fèlix RosRes d’actes heroics; simple silenci.

Aquest silenci viscut, és el que més em va sorprendre al llegir la història de l’oncle Fèlix. Després d’anys d’haver sentit parlar d’ell, no en tenia ni idea del que havia viscut. Però el curiós, és que d’un dels meus avis, fins l’any que va morir, tampoc sabia que havia estat mesos amagat als boscos perquè ningú l’enxampés, després d’infinits dies a primera línia del camp de batalla. Convivim amb una generació als qui rarament els demanem l’opinió i que durant masses anys van haver de callar, tant per les represàlies polítiques, com pel dolor que els podia produir el record de fets, que ningú hauria de viure.

I darrere les seves arrugues, ens trobem amb increïbles històries de superació com la que esteu a punt de llegir, d’algú que a més de viure 2 guerres seguides, perdre a la dona ben jove, no tenir feines estables i viure mitja vida amb una malaltia respiratòria que va agafar a l’Àfrica, on el van enviar després de tornar d’un camp de concentració d’Holanda; mai va perdre el somriure. En Fèlix deien que era molt de la broma, que es disfressava sovint i que la seqüela més visible d’aquests anys de guerres i fugides, simplement eren les conyes que feia en francès.

Fèlix

Fèlix Ros, segon per l’esquerra, durant la guerra

Per tant, imagineu-lo com qualsevol dels avis que avui podem creuar-nos, tant aparentment indefensos, absents i aliens al frenètic món en el que vivim; però que en canvi, segur que amaguen increïbles històries, fruit del temps en que van viure. Fruit de la saviesa de la vellesa.

L’única forma de protegir aquesta espècie en risc d’extinció, és mantenint viva la seva memòria, per tant… Escoltem als avis i àvies!

Albert Vinyals i Ros.

¿Qué harías de tu vida si el dinero no importara?

Un interesante vídeo sobre motivación. Lo más importante que tenemos que recordar en esta vida, es que sólo se vive una vez. No desaprovechemos nuestros recursos.

Sin carne cruda, a alguien nos tendremos que comer…

 Retomo el blog, empujado por la indignación de OTRO atropello a la libertad de expresión.

Hoy la nueva dirección de Radio 3 se ha cargado “Carne Cruda”. Parecía imposible que durase tanto este oasis informativo, dentro de unos medios de comunicación plagados de productos infantilizados, que promueven la estupidez, el pensamiento superficial y lo políticamente correcto.

Hoy perdemos mucho más que un programa, perdemos otra alternativa al pensamiento único y esto es perder libertad.

Como despedida a tan grandérrimo programaa, cuelgo un fragmento de sus fantásticas introducciones, donde  Javier Gallego, crudamente, desgarraba la actualidad

 

SOIS ESCORIA (por Javier Gallego)
Sois escoria. No valéis nada. Sobráis. Sois una carga. Sois minusválidos. Valéis menos. No valéis nada. No sois. Peor que eso. Sois un gasto, una excrecencia, una molestia. Nos costáis dinero. Nos salís caros. Y os lo vamos a hacer pagar caro porque estamos hartos de cargar con vosotros.
Estamos hartos de cargar con parapléjicos, paralíticos cerebrales, enfermos que no se pueden valer por sí mismos, viejos con Alzheimer, discapacitados y demás seres dependientes y por eso no vamos a cargar con muchos de ellos. No vamos a cargar con casi medio millón de dependientes moderados. Si pueden moverse, vestirse o comer moderadamente por su cuenta y no se hacen sus necesidades encima que no las hagan encima de nosotros, que se paguen sus necesidades. Nosotros tenemos que “moderar” el gasto.
Estamos hartos de cargar con los familiares que cuidan a esos enfermos. Vamos a reducirles como mínimo un 15% en su asignación de 400 euros al mes a esas mujeres que han consagrado su vida a su cuidado. Se la vamos a dejar en 340 y nos vamos a dar un plazo de hasta dos años para pagarles. A lo mejor para entonces ya ni lo necesitan….
Y a las que lo necesiten a partir de ahora, las que se encuentren con la desgracia de una nueva una invalidez en la familia, vamos a dejar de pagarles la Seguridad Social, como se hacía hasta este momento. Así no cotizarán y no tendremos que pagarles la jubilación. Se la tendrán que pagar ellas. Que se busquen la vida. O que la pierdan. Como esos enfermos…
Estamos hartos de cargar con casi 6 millones de parados y a partir del sexto mes empezaremos a pagarles cada vez menos. Y a partir de ahora, dejaremos de invertir 1500 millones de euros en políticas de empleo. Para que se espabilen. Y si no espabilan, que se jodan. Y que se jodan los pobres, que hemos reducido casi 600 millones de ayuda al desarrollo. Estamos hartos de ellos.
Estamos hartos de los inmigrantes, especialmente de los inmigrantes sin papeles y sobre todo, de los enfermos. No tienen papeles, sobre el papel, no existen. Vamos a hacer como que no existen. O mejor vamos a hacer todo lo posible para que dejen de existir.  Les vamos a quitar el único papel que tenían, la tarjeta sanitaria. A finales del mes que viene, 3000 ilegales y enfermos de SIDA dejarán de recibir medicación. Que se la paguen. O que se vayan por donde han venido. Por donde se van también muchos españoles.  Más de 40.000 en el último año. La mayoría jóvenes en la treintena. Que se vayan también.
Estamos hartos de cargar con los jóvenes. Más del 50% no tienen trabajo. Ni casa. Aquí no van a encontrarla. Ni les vamos a ayudar a pagarla. Hemos recortado 322 millones en ayudas a la vivienda. Se van a acabar “los subsidios, las subvenciones y las mamandurrias”, o sea, los sueldos que se cobran sin merecer, las gangas indefinidas. Se van a acabar para vosotros, como ha dicho Esperanza Aguirre en nuestro nombre. Cobráis sin merecerlo. No merecéis vivir. Trabajad sin cobrar. Conformaos con sobre-vivir. Nosotros viviremos sobre vosotros. Para seguir cobrando sin trabajar. Para seguir ganando nuestras mamandurrias. Para seguir mamando del bote.
Sois nuestras mamandurrias. Sois lo que cobramos sin merecerlo. Sois una ganga. Por eso, estáis de saldo. Y os estamos vendiendo. Cuando terminemos de usaros, os tiraremos a la basura. Como cualquier mercancía.
Firmado, el Gobierno y amigos.

Jugar en la calle

“Jugar en la calle. Jugar en grupo. Esa es la actividad extraescolar que un grupo de educadores y psicólogos Nord americanos han señalado como la asignatura pendiente en la educación actual de un niño. Parecería simple remediarlo. No lo es. La calle ya no es un sitio seguro en casi ninguna gran ciudad. La media que un niño Nord americano pasa ante las numerosas pantallas que la vida le ofrece es hoy de siete horas y media. La de los niños españoles estaba en tres. Cualquiera de las dos cifras es una barbaridad. Cuando los expertos hablan de juego no se refieren a un juego de ordenador, mirar el  facebook, o una Playstation, ni tampoco al juego organizado por los padres, que en ocasiones se ven forzados a remediar la ausencia de otros niños. El juego más educativo sigue siendo aquel en que los niños han de luchar por el liderazgo o la colaboración, rivalizar o apoyarse, pelearse y hacer las paces para sobrevivir. Esto no significa que el ordenador sea una presencia nociva en sus vidas. Al contrario, es una insustituible herramienta de trabajo, pero en cuanto a ocio se refiere, el juego a la antigua sigue siendo el gran educador social.

Leía ayer a Rodríguez Ibarra hablar de esa gente que teme a los ordenadores y relacionaba ese miedo con los derechos de propiedad intelectual. No comprendí muy bien la relación, porque es precisamente entre los trabajadores de la cultura (el técnico de sonido, el músico, el montador, el diseñador o el escritor) donde el ordenador se ha convertido en un instrumento fundamental. Pero conviene no convertir a las máquinas en objetos sagrados y, de momento, no hay nada comparable en la vida de un niño a un partidillo de fútbol en la calle, a las casitas o al churro-mediamanga-mangotero. Y esto nada tiene que ver con el terror a las pantallas, sino con la defensa de un tipo de juego necesario para hacer de los niños seres sociales.”

Elvira Lindo, en El País, 12/01/2011   

* Una vez leído el texto, conteste a las preguntas que se encuentran en el cuestionario, sobre la gestión de la información, que ha estado rellenando.

Instituts Parkings

Ja és un tòpic a les converses on s’intenta arreglar el món (notable i poc útil tradició ibèrica), el tema de la desmotivació dels joves, de si era un error allargar l’escolarització obligatòria fins els 16, de si als 14 haurien de poder escollir si fer FP (sería molt necessari!), etc.

Un recient informe per educació  assegura que entre el 15 i el 20% dels alumnes d’ESO no fa res. Dades per espantar-nos, però que també ens serveixen per replantejar-nos el model educatiu i sobretot els VALORS que  transmetem als joves. Us deixo l’article aparegut avui a la vanguardia:

http://www.lavanguardia.es/vida/20110403/54135679307/un-informe-para-educacio-asegura-que-el-15-de-los-alumnos-de-la-eso-no-hacen-nada.html

Roc Herms Mola!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Roc Herms va ser un altre  desertor del món de la publicitat. Ex-company d’equip de DDB/Tandem, va abandonar l’agència per dedicar-se a la seva gran afició, la fotografia.

Ha fotografiat nombroses campanyes publicitàries d’àmbit nacional, però el més sorprenent de la seva fotografia, és la capacitat per explicar-nos històries mitjançant les seves series fotogràfiques. Histories com les del “gegant dormit”, on les imatges de ciutadans xinesos dormint ens mostren el gegant económic latent, o “the loosers league”, on retrata a la gent dels carrers de l’Àfrica… o la seva mastodóntica série sobre la “Campus Party”.

No us perdeu les seves últimes séries on cada cop entra més al món virtual, per fotografiar-lo des de dintre.

http://rocherms.com/

http://www.flickr.com/photos/rocherms