escodi

Per a què serveix estudiar Psicologia del consum?

Entrevista al programa El Submarí de Radio Terrassa, on explico amb exemples pràctics per a què ens serveix estudiar psicologia del consum, tant per a estudiants de comerç, marketing… com per la població general.

Saber com  consumim  ens empodera com a ciutadans.

Podcast: https://www.ivoox.com/submari-entrevista-la-psicologia-del-consum-audios-mp3_rf_25475421_1.html

 

Albert Vinyals Radio entrevista

MESSI contra CRUP

impactando en muchas tiendas físicas, pensadas como un simple almacén donde comprar cosas. El comercio on-line cumple perfectamente con unos de los principales motivadores de los consumidores: los CRUP: Comodidad, Rapidez, Utilidad y Precio. Comprar online es Cómodo, lo solemos hacer desde el sofá. Es Rápido, al menos la compra en sí. Es Útil ya que hay de todo y cubre la principal necesidad en la sociedad de consumo: el tiempo. Y tiene en el Precio su principal baza, al no pagar locales, ni a tanto personal. Por esto, se expande tan rápido, llegando a hacer que en Estados Unidos cierren hasta centros comerciales. Entonces, ¿Nos encaminamos hacia un mundo sin comercio de calle?

 

Abandoned mall centro comercial abandonadoEl comercio físico está muy vivo. Lo constatan las colas que había esta navidad en un centro comercial para visitar la noria de una juguetería, o el éxito de pequeños comercios que hacen talleres, que innovan, que conocen a los clientes por su nombre, que sorprenden, que creen en lo artesano, o en la híper-especialización y te saludan con un “buenos días”, sincero. Desaparecerá el comercio que sea un simple almacén, pero el que genera vida, tiene un largo recorrido. Lo constatan estudios, como el realizado por ESCODI para el Rec Stores de Igualada, el evento de tiendas efímeras, cuando al preguntar a sus clientes “qué le añadirían al evento”, la principal respuesta fue “más actividades”, en lugar de pedir “más ofertas”, o “más marcas”. La gente se quiere divertir al comprar.

 

Así, frente al CRUP, o en paralelo, encontramos otros factores que hacen atractiva una tienda. Se trata del acrónimo MESSI: Mostrar, Emocionar, Solucionar, Simplificar e Impactar. Una estrategia cuyo nombre, ya augura éxito. Así, un buen comercio debe saber Mostrar en qué puede beneficiar al cliente y que esto tenga la máxima visibilidad en todo lo que hace, aportando un posicionamiento único. También debe Emocionar, ya que sin emoción no hay acción: ya sea explicando historias (storytelling), haciendo que sucedan cosas en sus tiendas (marketing experiencial), o simplemente, ofrececiendo una experiencia agradable al comprar. Las ofertas comerciales deben aportar Soluciones al cliente, siempre partiendo de deseos y necesidades no resueltas. Por ejemplo, una tienda donde un adulto, pueda encontrar un regalo para un adolescente, o propuestas para el día del padre, que realmente hagan ilusión. Para conseguirlo, debe Simplificar los mensajes: mostrar solo lo esencial , lo que defina la esencia del negocio, que son los beneficios para el cliente. Finalmente, para ser recordado, debe Impactar. Nos gustan las cosas distintas, sorprendentes, que nos seduzcan, nos diviertan, incluso con un punto de misterio, ya que somos consumidores de improbabilidades en un mundo cada vez más homogéneo y globalizado.

Abandoned mallEstas estrategias son experiencias de compra que una pantalla, aún, no puede ofrecer. Así que ni ha llegado el apocalipsis del retail, ni el e-commerce es el enemigo a batir, sino que puede ser el aliado. Simplemente, debemos formarnos para saber como combinarlos (estrategias omnicanal) y saber posicionar cada oferta comercial adecuadamente, para disfrutar del placer de ayudar a comprar mejor, ya sea en la calle, o desde el sofá.

 

Artículo publicado en La Vanguardia el 11-3-18. Albert Vinyals Ros,ccu ESCODI.

Emocions, independència i consum.

Tot el procés que estem vivint en relació a la creació de la República Catalana, o no; dóna per publicar un llibre sobre totes les repercussions que el procés ha tingut sobre el consum, que han anat des de la por, la incertesa, la ràbia, fins a l’eufòria identitària… i tot això només des de l’1 d’octubre.tanga-estelada

Som una societat de consum i com a tal, un procés tan transcendental, no podia escapar-se del consum emocional que guia les nostres conductes. Ja fa 4 anys que escrivia l’article “Estelades…. ¡que me las quitan de las manos”, on destacava com en pocs mesos, un símbol relativament minoritari en la vida pública, passava a decorar des de cascs de motos, a tangues, passant per “tietes” amb samarretes reivindicatives. Ara, l’amalgama de banderes i tons que representa el procés independentista, pot trobar-se inclús a les portes dels basars xinesos, on conviuen estelades amb banderes d’Espanya. Però més enllà d’aquests actes de consum simbòlic, que fa mesos que arrosseguem, m’interessa veure el seguit d’emocions que s’han donat des dels primers escorcolls a impremtes, fins a veure com s’apropa el 155 i que han repercutit en el nostre consum. Amb l’inestimable ajut de la Katia Velar, psicòloga especialista en educació emocional, li hem donat nom a aquests sentiments (emocions que ens fan ser conscients del nostre estat anímic) i a emocions més soterrades, que també ens guien en aquests dies de tensa espera:

  • Sorpresa:

És una emoció que ens predisposa a l’acció i es considera neutra, ja que sol durar poc temps i donar pas a altres emocions, que poden ser positives, o negatives, depenent del que ens hagi sorprès. En el cas que ens ocupa, davant les astorants notícies, les manifestacions i l’híper-informació, vivim en una sorpresa i alerta permanent. Això fa que moltes activitats del dia a dia se’n ressentin i el consum n’és una d’elles. Des d’ESCODI, parlant amb tot tipus de comerciants, tant grans, com petits, amb una major o menor penetració en el territori, tots ens diuen que han notat una davallada de l’activitat. Principalment en comerços dirigits a un consum més hedonista, el qual representa la majoria, ja que gran part del nostre consum, no sol ser per cobrir necessitats bàsiques, sinó per plaer. Això, sumat al fet d’apropar-se una nova castanyada en banyador, fa que sectors com el tèxtil vegin decaure enormement la seva facturació.

  • Ansietat:

Entesa com l’anticipació de perills futurs. La vaga del 3 d’octubre va fer que moltes persones, sobretot d’una major edat, fessin compres de productes de primera necessitat d’alimentació uns dies abans. Això ho van notar alguns supermercats en la seva facturació. El que pot ser un acte racional, de pensar que aquell dia no trobaràs producte fresc, per a algunes persones es converteix en un aprovisionament, digne d’un refugi nuclear.

  • Incertesa

S’han ressentit les vendes anticipades i molts plans per anticipat, en general. A molts ens ha costat muntar plans els caps de setmana, ja que els esdeveniments es precipitaven. Per exemple, el sector del teatre afirma haver augmentat les vendes d’entrades en taquilla, però en canvi, davallar-se les anticipades. Aquesta incertesa, també ha disparat el consum de mitjans de comunicació, amb l’esperança d’estar informats i anticipar els esdeveniments, el qual és una fal·làcia i es converteix en un hàbit que acaba saturant a les persones. Imaginem la de dades del mòbil que estan gastant aquelles persones que cada dia ens envien 5 o 500 actualitzacions de l’estat de la qüestió.

La incertesa ha afectat sobretot a les compres que suposin un major risc econòmic. Tal com va passar en fets com el Brexit, aquí també s’han vist afectades vendes de productes com els cotxes, que el Gremi del motor de Barcelona xifra en caigudes d’un 30% en els últims 15 dies. Enfront d’una situació amb final incert, s’activen els mecanismes de defensa dels consumidors que decideixen postposar compres amb alt valor econòmic, que no siguin una necessitat immediata. Això mateix va succeir a l’inici de la recent crisi econòmica, quan els primers afectats (immobiliàries, a part) van ser el sector del moble i l’automòbil. No vol dir que estem en un altra crisi, sinó que s’activen els mateixos mecanismes de racionalització i prudència.

Aquesta incertesa, entesa com a por, també s’ha donat en les persones que han preferit no venir a Catalunya per vacances, però en aquest cas el motiu sol ser fruit de la desinformació i que en una situació on el que es vol és passar-ho bé, evitem les situacions de risc, per baix que sigui, si tenim altres propostes. No patim, que tornaran.

  • Entusiasme i esperança:

Tot un seguit d’emocions positives, han acompanyat a les persones a qui defensar una idea, els ha donat coratge i esperança de cara al futur. També ens ajuda a construir una identitat col·lectiva que aporta seguretat i benestar i que tant s’ha vist reflectida en nombrosos balcons. Tot el marxandatge independentista, les gimcanes

Captura de pantalla 2017-10-20 a las 16.31.25de les manifestacions, o les banderes unionistes, han fet que es disparessin les vendes a botigues de teles, però també a basars i a la venda ambulant.

 

  • Empatia i tristesa:

Alguns consumidors colpits per la magnitud de la situació: violència policial, escorcolls, presos polítics… deixen de fer activitats d’oci habituals, ja sigui per empatia vers qui està patint, perquè ells també ho han patit, o per pura tristor. Tal com ha ocorregut en altres fets que han sacsejat el país, l’activitat s’ha frenat automàticament, tot i que sol recuperar-se en pocs dies.

  • Antipatia:

Entesa com a rebuig vers un objecte o idea. Aquest sentiment implica no entendre el patiment i el sentir dels altres. Això s’ha vist en els boicots que en major

boixot-catalans

o menor mesura s’han promogut aquests dies, tant vers a empreses que movien la seva seu social, o els absurds boicots a productes catalans, amb molta força a l’època de l’estatut, mantinguts aquests últims 5 anys i que sembla que s’estan revifant. Dic absurds perquè en una economia globalitzada, poc sentit té fer boicot a marques transnacionals. A més, si l’objectiu del boicot és eixamplar la ferida i aconseguir que ens vulguem independitzar encara més és una bona opció, però si l’objectiu és la unitat del país, potser

és millor que mostrar el seu amor comprant més productes catalans i així, que la gent no vulgui marxar.

 

Consells per portar millor aquesta situació i millorar els ànims i l’economia col·lectiva:

Anava a redactar un seguit de consells per a gestionar aquestes emocions, però he trobat un article del elcrític.cat que ho explica molt millor que jo. La meva aportació addicional seria recordar que són bons dies per a fer un consum conscient, que ens farà sentir millor, a més d’ajudar a l’economia del nostre entorn: cercar productes i marques amb qui combreguem amb els seus valors, que siguin respectuoses amb les persones i el medi ambient, experiències que ens enriqueixin, o simplement, compres que ens vinguin de gust i ens abstreguin per uns moments de la voràgine informativa en la qual vivim.

L’article de Judit Pastor per a elcrític.cat que esmento, on dóna 10 consells per cuidar-se en temps de conflicte:

http://www.elcritic.cat/reportatges/10-consells-per-cuidar-se-en-temps-de-conflicte-18632

 

 

Qui és el consumidor conscient?

Entrevista per a la revista de l’Humana parlant sobre nous perfils de consumidors, basant-nos en els seus valors. entrevista albert vinyals

10 errores comunes de los consumidores en su toma de decisiones (Parte 1):

En este artículo hablaré de tomas de decisiones, de como manejamos el timón que rige el rumbo de nuestras vidas. Somos quienes somos debido a las decisiones que tomamos, por lo tanto es imprescindible que sepamos dirigirlas adecuadamente.

Si pensamos en nosotros como consumidores – no olvidemos que gran parte de nuestro tiempo lo pasamos o consumiendo, o ganando dinero para poder consumir- la forma en como tomamos nuestras decisiones nos define. ¿Elegir un producto de primera marca, o uno de marca blanca? ¿Me atrevo a descubrir un producto nuevo? ¿Evito consumir ciertos tipos de productos por temas morales? ¿Entro a “ver qué hay” en este comercio? ¿Reutilizo?.

Nuestros actos de consumo son lo más parecido a votar qué tenemos en nuestra vida cotidiana y muchas veces no somos conscientes de ello. En este artículo mostraré 5 ejemplos de decisiones de consumo que pensábamos que se habían tomado con plena consciencia y en cambio, han estado claramente influenciadas por el inconsciente, las emociones, o un primitivo instinto de supervivencia.

Pensamos que tomamos decisiones racionalmente, pero nuestro cerebro está programado para sobrevivir en un entorno dónde reaccionar velozmente, implicaba sobrevivir o morir. Sin embargo, en nuestro contexto actual, estas reacciones emocionales de supervivencia, no nos ayudan a la hora de comprar la leche, elegir una tostadora, o incluso un coche.

Existen muchísimos más sesgos detectados en la toma de decisiones de los consumidores, que los que se expondrán aquí. Es más, el primer premio Nobel otorgado a un psicólogo, fue el Nobel en economía concedido a Daniel Kanheman en 2004, por su teoría prospectiva sobre los heurísticos, formulada en 1979 junto al matemático Amos Tversky. En ella explican que ciertas tomas de decisiones supuestamente racionales, se basan en atajos cognitivos, que damos por ciertos, cuando en realidad, son reglas probabilísticas mal aplicadas, que nos sirven para tomar decisiones de forma rápida, aunque por ello, caigamos en ciertos errores de lógica.

Aquí van algunos de los errores más comunes:

 

  1. Valoramos los precios por comparación:

Hace años que en mis clases muestro a los alumnos un bote de desodorante de una conocida marca y les pregunto por su precio. Siempre hay un alumno que se adelanta y lo expresa en voz alta “¡3 Euros y pico!”,… Yo refuerzo su idea y les pido al resto de la clase que escriban en un papel anónimamente qué precio exacto creen que vale; si es más, o menos de lo que decía el compañero/a.

Los resultados son muy interesantes. La media de toda la clase siempre se acerca al valor que el primer alumno dijo. Se han dado casos tan extremos como el de un alumno que dijo “4 Euros” y la media de la clase fueron 4,02, u otro que dijo “Sólo 1,5 €” y la media fueron 1,67. ¿Qué ha sucedido aquí?

Albert Vinyals  toma decisiones comparación

Precios de los desodorantes propuestos por los alumnos y la media del grupo. (Vinyals, 2015)

Las personas tenemos unos precios de referencia mentales, que oscilan en cantidades más grandes de lo que supondríamos, sobretodo si son productos de compra esporádica, con poca implicación emocional. El precio que han usado como referencia ha sido el que dijo ese alumno, ya que no tenían nada más con qué comparar. Y es que en situaciones novedosas, o dónde no hay una norma social muy marcada, actuamos según lo que hacen las otras personas. Esto en psicología, se le llama validación social y el ejemplo más claro es llegar a un mercado dónde nunca hubieses entrado, e ir a la frutería dónde hay más cola y no en la que está vacía.

El fenómeno de usar un precio de referencia es clave en productos como las marcas blancas, que para evaluar si su precio es óptimo, lo comparamos con el precio de la marca más conocida. Por ejemplo, si 3 latas de atún de primera marca valen 1,90 €, la marca blanca, como mínimo deberá bajar del 1,5 € para que sea considerado un precio aceptable. A esto Kanheman, el del Nobel, le llamo, el heurístico de Anclaje.

Este heurístico puede dar lugar al “Efecto de rango” (Simonson y Tversky,1992). Estos autores mostraron como se podía cambiar la preferencia hacia un producto, únicamente añadiendo una tercera opción o más cara o claramente peor a la que quisiésemos que fuese la elegida.

Por ejemplo, imaginémonos que tenemos un restaurante con una carta de postres que el precio medio son 4 €. ¿Cómo la haríamos para vender una tarta de chocolate con nueces por los 6,5 €, que claramente dispara el precio medio? La mejor solución sería poner una tarta de chocolate con nueces y trufas, por 9 €. La de 9 € no la elegirían, pero haría que la de 6,5 € no pareciese tan cara. Elegimos por comparación.

 

  1. El placer no se obtiene con la compra:

Placer compra. Psicología consumo. Albert vinyalsEsta es una verdad que como consumidores deberíamos tatuarnos en la frente; bueno en la frente no, que solo nos la vemos si nos miramos al espejo. Cuando compramos algo que deseamos mucho, se activa el circuito neurológico del sistema de recompensa cerebral (circuito reforzador límbico-motor). Este es el mismo circuito que se activa en adicciones, al sentir un orgasmo, o al tomar ciertas drogas.

Si estudiamos los actos de compra a nivel neurológico, el momento en que se da el mayor placer a nivel cerebral, no es al poseer el producto, como podríamos suponer. Al contrario, una vez hemos pagado, por el miedo de haber perdido dinero y de no haber tomado la mejor decisión, baja enormemente el placer y crece la inseguridad. Resulta que el pico del placer se da justo antes de comprar, cuando vemos que ese producto puede ser nuestro, pero aún no lo es.

Una vez lo tenemos, ya no volveremos a sentir un placer tan elevado. Así, es una muy mala estrategia querer aumentar nuestra felicidad a base de comprar muchas cosas, porque una vez las poseamos, corremos el peligro de que baje drásticamente nuestro bienestar, incluso que nos sintamos tristes y vacíos.

 

  1. Lo gratis no supone frenos:

Gratis. psicología consumo. albert vinyals. uab. ub. escodi. mierdaEsta afirmación, tan evidente de entrada, esconde dos asuntos muy interesantes. De entrada que cuando las empresas ofrecen algo gratis, será por algo… Esto ya lo suelen decir las abuelas, al menos la mía.

La otra es que a nivel cerebral, lo gratis es una fuente de excitación irracional. Las personas sentimos un miedo innato a perder y la mayoría de decisiones de compra suponen una pérdida. Empezando por la pérdida económica, ya que dejamos de tener un dinero. A este miedo, le sumamos que hemos tenido que descartar otras opciones, potencialmente buenas. Si podemos elegir entre 15 productos, hemos tenido 14 posibilidades de haberlo hecho mejor, sobretodo si no tenemos muy clara nuestra decisión. Así, tener demasiadas opciones parecidas para elegir nos hace infelices.

En cambio, un producto gratis no supone ninguna posibilidad de pérdida; lo que reduce nuestro riesgo percibido y supone una puerta de entrada al acto de compra potentísima, que frena nuestro control cognitivo, o lo que es lo mismo, si un comerciante regala algo, la gente entra a la tienda seguro.

 

  1. Somos consumidores de novedades e improbabilidades.

novedad. iphone, psiología consumo.Freud decía en “Más allá del principio del placer” (1920), que “La novedad es la condición del goce”. Pensemos en nuestra vida. ¿Cuándo hemos sentido más placer? ¿Los primeros días de una relación amorosa, o cuando ya convives con esa persona? ¿Cuándo estrenas un jersey, un móvil…? Pues eso.

Nuestro cerebro está diseñado para gastar la menor energía posible, usando la máxima potencia, a esto le llamamos economía cognitiva. Es como un motor turbodiésel. Para conseguirlo, automatiza aprendizajes que ya tengamos consolidados y tiene preferencia por incorporar hábitos repetitivos, ya que esto supone una menor carga cognitiva, dejando la mente libre para otras tareas. Así, vamos gran parte de nuestro día con el “piloto automático”. Esto se ve muy claro cuando vamos a comprar en lugares como los supermercados, dónde si no han movido los productos de sitio, prestamos muy poca atención a nuestros actos, cayendo muchas veces en compras poco reflexivas.

Entonces,… ¿Qué sucede cuando algo rompe esta monotonía? Que nos llama la atención. A nivel biológico, una de las 6 emociones básicas y universales es la sorpresa. Nos sirve para alertarnos de algo nuevo, preparando nuestro cuerpo para la acción: centra toda la atención en eso nuevo y nos tensa para poder huir o atacar. En nuestra vida como consumidores, de pocas cosas huimos o atacamos, pero si que hay cosas que nos sorprenden: un escaparate original, un buen o mal anuncio, la última novedad tecnológica, una persona atractiva… Y todo esto nos llama mucho la atención y nos atrae como imanes. Esto si, nos sorprenderá la primera vez, después nos iremos habituando.

A esta predisposición biológica, debemos sumarle un aprendizaje cultural, ya que desde mediados de los años 1950s, los pioneros en el marketing moderno, descubrieron que una excelente forma de vender más, era sacar al mercado continuas actualizaciones de los productos, muchas veces diferenciados únicamente por pequeños detalles estéticos, que poco cambiaba su funcionalidad. A base de horas y horas de publicidad, aprendimos que “la última versión mejora la anterior”.

Si esto lo miramos en perspectiva, descubrimos que muchas veces las primeras ediciones de cualquier producto, eran las mejores, que era cuando tenía que introducirse en el mercado. Una vez introducido con éxito, se podía bajar la calidad.

 

  1. La moda nos ciega

swaggs, swagger, psicología consumo, modas, albert vinyals, En relación a la idea de que “lo nuevo nos atrae”, se da el siguiente fenómeno del que hablaré: las modas.

Las modas se rigen por el aprendizaje social del “principio de la actualización constante”, que en los últimos años se ha acelerado, tanto en el textil, con ejemplos como las tiendas que renuevan sus colecciones cada 15 días; en la tecnología con las constantes actualizaciones; incluso en el mundo de los muebles, dónde hay marcas que pretenden que “redecoremos nuestro hogar” cada 4 años (tampoco duran mucho más tiempo sus muebles).

Además, la moda nos permite formar parte del grupo mayoritario, o sino, sentirnos parte de una sub-cultura, pero nunca sentirnos excluidos. Por un proceso de uniformidad social, aprendemos los cánones estéticos, que debemos seguir para no ser extraños. Esto nos ayuda a formar nuestra identidad única y diferenciada, pero que al mismo tiempo, no nos sintamos excluidos.

Y si no creéis en el poder de la moda, propongo un ejercicio. Buscar una foto vuestra de hace 10 años, o mejor aún, una de cuando teníais 15 años y salir a la calle con el look de la foto. ¿Creéis que tanto hemos cambiado como para sentirnos ridículos –en la mayoría de los casos– si ahora nos vistiésemos de esa forma? En realidad, nos sentiríamos extraños simplemente, porque el grupo mayoritario ya no “normalizaría” nuestra estética. La moda nos ha cegado.

Y hasta aquí la primera parte de este artículo. En el próximo seguiremos viendo 5 sesgos más, como la compra por “exclusividad”, el hecho de comprar “símbolos” y no productos, o la aversión a la pérdida

Vídeo sobre psicología del consumidor

Fragmento del programa “Equip de Reporters” de 8TV, centrado en el consumo en tiempos de crisis, donde hago un pequeño tour por el barrio de Gracia mostrando como los factores psicológicos influyen en nuestras decisiones de consumo.

 

Entrevista con Josep Cuní

Entrevista en 8 TV de Josep Cuní (8 al dia) a Albert Vinyals, dónde hablamos de las ventas on-line, cambios de hábitos de consumo y los horarios comerciales. 15 minutos de bombardeo de preguntas variadas y reflexiones del mítico Josep Cuní. Un reto interesante.

Clicad la imagen para ver el vídeo. Pablo Iglesias no es el único con coleta que sale en TV, jajaja:

Albert Vinyals TV

Entre la comodidad y la responsabilidad

El consumidor quiere que se lo pongan fácil y, por lo tanto, todo negocio, incluida la farmacia, debe saber qué es lo que le aporta al cliente para hacerle el proceso de compra lo más cómodo posible.

Por Albert Vinyals Ros. Profesor de Psicología del Consumidor del Graduado en Dirección de Comercio y Distribución en la Universidad del Comercio ESCODI y la UAB.

Me gusta escuchar música en mi mp3 cuando voy andando al trabajo. Hace unos días, poco después de salir de casa, mis últimos auriculares de 12,90 euros se estropearon después de unos meses de servicio. ¿Sería obsolescencia planificada?

Al salir del trabajo, me esperaban 20 minutos andando por unpereza consumidoras calles que conocía demasiado bien como para recorrerlas sin mi música. Por lo tanto, decidí remediar la situación por la vía rápida y cómoda, pues como consumidor, la comodidad es uno de los principales motores de compra. A pesar de llevar años impartiendo clases de psicología del consumidor, acabar de dar una ponencia sobre consumo consciente, ser miembro de una cooperativa de consumo ecológico… A pesar de toda esta experiencia como consumidor supuestamente concienciado, decidí ir al lugar más cercano a mi trabajo, un bazar chino. La comodidad venía por el ahorro de 15 minutos andando hasta la tienda de electrónica más cercana y porque sabía que allí encontraría de todo.

Seguir leyendo en: http://farmaventas.es/gestion/3396-entre-la-comodidad-y-la-responsabilidad.html

Vídeo del debat sobre el canvi d’hàbits del consumidor

Vídeo de l’acte organitzat per l’ateneu Igualadí on parlaven de canvis d’hàbits del consumidor.
Excel·lent muntatge tant de l’acte, que va generar força debat, com del vídeo.

Link a la pàgina dels Dimarts de diàlegs, organitzats per l’Ateneu Igualadí.
http://dimartsdedialegs.ateneuigualadi.cat/estan-canviant-els-habits-de-compra-a-igualada/

Comprar i divertir-se

Aparició al programa “Tinc una idea” de La2 (min., 17), parlant de noves propostes de dinamització comercial, que van més enllà de la rebaixa de preu, en concret l’elitista “Barcelona Shopping Night” i el Rec Stores d’Igualada, que tot i de partir del preu baix (és un outlet), també ven diversió, viure una experiència diferent, inclús, la recuperació d’un patrimoni històric.Compres per a tots els gustos: a partir del minut 8:45

Albert Vinyals ESCODI